martes, 7 de agosto de 2007

Un cuento oscuro...

- ¿Te preparas para ir a trabajar?
- (...Claro, a diferencia tuya, trabajo)
Sí, ya voy saliendo.

- ¿Tomemos desayuno?
- (Me da asco tu manera de comer)
Mmm... Bueno...

- ¿Vas atrasada?
- (No soy como tú, yo sé lo que es la ReSPoNSaBiLiDaD)
No, estoy bien en el tiempo.

- ¿No llevarás nada para almorzar?
- (Como si te preocupara)
Creo que almorzaré allá, con una amiga.

- ¿Te dejo en el paradero?
- (Sólo quiero librarme de ti lo antes posible)
No es necesario, el autobús pasa con frecuencia.

- Cuídate, te amo.
- (Eso mismo le decías a mamá, sin embargo, lograste que se fuera para siempre)
Yo también te amo, papá.