miércoles, 11 de julio de 2007

¡¡¡Vacaciones!!!

¡¡¡Y la luz se hizo!!! xD

Las pesadillas más espantosas (cubiertas de hielo glacial) se hicieron realidad en estos días en que la onda polar a ningún santiaguino dejó indiferente... El frío de estos días se me hace similar al del onírico infierno (¿quién dijo que todos lo pasaríamos mal asándonos como chanchito al palo?) que a veces -y sólo a veces- me causa miedo.

Pero basta con un par de guantes (que no uso, odio carecer medianamente siquiera del sentido del tacto) y ¡Prueba superada!... Lo que falta es que mis chanchitos superen las pruebas y yo misma supere la torre de pruebas que (nunca más, lo aprendí a sangre) crecieron cual torre de Babel en mi escritorio, torre que confundió mi lengua hasta hacerla inextricable, luego de 3 días seguidos sin dormir para, como una parodia terrenal de omnipotente y aleccionadora diosa, hacerla bajar.

Salí de ese cacho también. Luego se vino el otro... que el 60% de mi promedio se tiene que juntar con el de la cacha de la espada láser proveniente de Taller de Comunicación (alias "Tesina" en 3º y 4º Medio). Ese cacho lo superé con la ayuda del impartidor de la enseñanza del 40% y su sistema saca-promedios-automáticamente, que me permitió salir del cacho cerca de las 23:00 hrs. de un viernes... ¡Qué carrete! xD

Finalmente, la última semana de clases, que, como es de conocimiento general (ya sea por recuerdos inmemoriales, experiencia actual o simplemente intuición), está llena de una profunda, amplísima y perfectamente redonda nada, donde la cantidad de alumnos es inversamente proporcional a la materia que se pasa en cada asignatura (los primeros decaen).

Y viene el último día...

...con sus larguísimas horas...

...sus agónicamente extensos minutos y...

...sus eternos...

...segundos...

...finales...


Pero sobreviví. Sobrevivimos... Hubo lesionados, algo de sangre que salpicaba. Nada serio, nada grave, último día nadie se enoja =D

Y ahora a esperar estos dos últimos días de consejos de profesores, las planificaciones para el semestre que se viene y el año que se va con él; la vida que recomienza en un horizonte distinto, los sueñ...

¡Alto! ¡¡¡Me fui muy rápido!!! Sigo en el aquí y el ahora... ¿Y qué viene ahora? ¡Ah! Ya lo comenté, los dos días de consejo de profesores que me quedan por vivir... y luego...


¡Ya sé! Una visita al norte, a ver el sincrético carnaval criollo (Tirana), a encontrarme con el desierto tan amado y añorado, a renovar energías respirando ese encuentro, a disolverme en los aromas que la respiración me traiga... a sublimarme en la tierra, el cielo y la nada del infinito desierto que me llama, seductor e intenso, como ha sabido demostrármelo en cada encuentro.

Me confieso feliz. Simplemente.

Nada que agregar... Sólo a esperar que los días, que (como dice Gonzalo Rojas) "van tan rápido", no me jueguen la pasada de quien ávido los espera... Prolongarse sádicamente hasta volverse una torturante eternidad.

Pensé en comenzar y terminar lúdica, pero mi añoranza no me lo permite xD

Un abrazo desértico e intenso!
Mizarística...